martes, 4 de abril de 2017

Posturas para disfrutar del sexo anal

POSTURAS PARA DISFRUTAR DEL SEXO ANAL





Existen tantas posturas sexuales para practicar el sexo anal como personas dispuestas a practicarlo.

Entre las más satisfactorias y por ellas conocidas, están las siguientes:


  • Misionero o sexo anal por delante.

Quien proceda a la penetración se posiciona encima de la otra persona, y con las manos ayuda a que eleve la pelvis. Con cuidado, y siempre con lubricante penetra poco a poco a la otra persona.

Esta posición, si bien es muy directa, tiene la ventaja de poder controlar mejor la intensidad de la penetración y ver la reacción en la otra persona, para seguir o parar según se produzca placer o dolor. 

Se puede aprovechar esta posición para acariciar y estimular otras partes del cuerpo, bien sea entre hombres, mujeres o mujer-hombre. 

Cuando se realiza entre mujeres, se puede practicar la doble penetración, con juguetes sexuales específicos para ello.







  • Posición del perrito, o sexo por detrás.

La persona se pone mirando hacia abajo, en posición de espaldas. Desde detrás, la otra persona procede a penetrar, con mucho cuidado, ya que la penetración puede ser más intensa que en otras posturas.

Al igual que en cualquier posición, se puede jugar con otras partes del cuerpo para aumentar la excitación.

Si se colocan almohadas o cojines debajo de la persona que está abajo, la penetración puede ser más suave y placentera.









  • Posición de la cuchara.

  • Ambas personas se tumban de lado, cuerpo con cuerpo y desde esta posición se puede estimular a la otra persona y proceder a una penetración suave.




  • Posición de la rana.

  • Durante esta posición la persona que está debajo, debe elevar un poco su cadera. Al igual que con la posición del perrito, si se colocan almohadas debajo del cuerpo, la penetración se produce más controlada y suave.







  • Posición "la profunda".

  • En verdad, es una variación de la posición del misionero, salvo porque al elevarse más las piernas de la persona que está en la posición "pasiva", la penetración es más profunda e intensa. Se debe tener práctica para adoptarla.




    Sea cual sea la posición que se adopte, siempre debe ser consensuado, con lubricante y por supuesto con preservativo.

    Si lo que queréis es probar e iniciaros con los juguetes sexuales adaptados para el sexo anal, descubriréis un mundo de posibilidades.

    Entra y disfrutarás.












    No hay comentarios:

    Publicar un comentario