lunes, 20 de marzo de 2017

Sexo Anal, toda una experiencia

SEXO ANAL





Todavía hay muchos temas tabú en el sexo, tanto para hombres como para mujeres. Pero si hay algo que muchas personas desean experimentar y no se atreven a pedir, es el sexo anal, griego o coito anal.

Muchos hombres tienen las ganas y la fantasía de practicar sexo anal, aunque muchos no se atreven a intentarlo con sus parejas. Luego están, los que creen que es una práctica indispensable en la relación y que si la mujer no accede es porque es muy cerrada en temas sexuales.

No cabe decir, que todas las prácticas sexuales deben ser entre adultos, consensuadas y aceptadas por las partes, sin forzar nada ni obligaciones.

Muchos de estos hombres que consideran el sexo anal como una práctica más, cuando la otra parte le invita a introducir juguetes sexuales específicos para que conozca y disfrute del sexo anal en primera persona, salen con las típicas respuestas: "yo no soy gay", "a mi eso no me va", "yo no siento nada con eso", y caben las preguntas, ¿Cómo sabes que se siente si no lo has probado?, ¿Qué tiene que ver esto con ser gay?, ¿No eres una persona abierta a experimentar?, ¿No sabes que el mayor punto de estimulación del cuerpo de un hombre está en el interior?, ¿Qué te hace pensar que a ti te hace daño y a la otra persona le da placer?.

Muchas mujeres no quieren practicarlo por diversas razones: miedo al dolor, porque piensan que es antinatural, por aprensión, porque no entra en lo que consideran prácticas sexuales correctas, etc.

Es evidente que al final todo es una cuestión de tener la mente abierta y con ganas de probar cosas, pero si uno quiere experimentar, tiene que ser receptivo a que la otra persona también pida o rechace ciertas prácticas.

En el sexo anal, como en cualquier práctica, insistimos, hay que estar de acuerdo y consensuada para que no sea una experiencia desagradable.

El ano tiene múltiples terminaciones nerviosas que bien estimuladas pueden proporcionar mucho placer a ellos y ellas. En ellos, se estimula principalmente la próstata y en ellas, se producen conexiones internas con el clítoris.

Si quieres practicar sexo anal, deberías conocer tu propio cuerpo, jugar con esta parte del cuerpo para saber que sientes.

Una vez nos queremos introducir en el sexo anal, hay que tener consideraciones básicas para evitar lesiones o consecuencias desagradables:


  1. El ano no produce efecto de lubricación natural al ser estimulado, por ello se debe utilizar siempre, un lubricante específico para ello.
  2. Hay que empezar con muchas caricias, pequeños movimientos circulares, esperar que se vaya relajando y gracias al lubricante, ir realizando una ligera introducción de un dedo, poco a poco, con  firmeza pero sin forzar nada.
  3. Si se introducen juguetes sexuales, debe iniciarse con los más básicos, que permiten una penetración gradual para ir acostumbrándose a las sensaciones y al estímulo.
  4. Siempre que se practique sexo anal hay que tomar las mismas medidas de prevención de ETS.
  5. El ano puede ser un punto de infecciones, por lo que se debe utilizar siempre preservativo.
  6. Cuando se combina el sexo anal con el sexo vaginal se debe cambiar el preservativo, ya que el ano tiene bacterias que podrían causar una infección vaginal u oral, al introducir el pene en la vagina o en la boca después de haber penetrado analmente.
  7. El sexo anal por razones obvias puede ensuciar, por lo que se debe estar preparado, bien con toallitas, bien con una ducha previa y/o posterior.
  8. Jamás se deben introducir elementos extraños (botellas, verduras, palos, etc.), que pueden romperse, causar infecciones, introducirse en el intestino, y pasar de un momento de placer, a una camilla en urgencias.



Juguetes específicos para el sexo anal

Existen muchos juguetes sexuales adecuados para la iniciación al sexo anal, para disfrutar en soledad o en pareja.


Plug anal


Los juguetes deben ser específicos para esta práctica, por su forma, porque tiene tope y permiten la penetración gradual.



Plug anal




Doble penetración

Además de la penetración anal, con los juguetes  se puede practicar la doble penetración anal-vaginal, vaginal-vaginal, anal-anal, bien entre hombres,  hombre-mujer o entre mujeres, que seguro que es toda una experiencia.







Plug

Por su forma, permiten la penetración, que bien se puede combinar con la estimulación de otras partes del cuerpo o con la penetración vaginal. Además, de gran diseño y calidad, son piezas realmente funcionales a la par que bellas.






Estimuladores inflables. 

Penetración gradual. Se puede ir incrementado el volumen del juguete para ir adaptando en ano a las nuevas sensaciones.



Plug anal


Estimulación punto P (hombres) o G (mujeres)

Ya seas hombre o mujer, con estos juguetes estimularás aquella parte que más te apetezca.





Estimulación punto P

Punto G



Estimulación punto P (próstata). Con o sin vibración.

Para todos los hombres que quieran descubrir o disfrutar de uno de los puntos más erógenos de su cuerpo.






Grandes juguetes para los que buscan algo más.

Si te van los juguetes extragrandes y probar nuevas cosas, existen para todos los gustos y medidas.


King Cock




Lubricantes


Respecto a los lubricantes, deben ser específicos para esta práctica.




Lubricante




Relajantes anales


Hay partidarios y detractores de los relajantes anales. Los detractores, indican, que al dejar de sentir tan intenso, pueden producirse heridas o lesiones y no ser conscientes de ello hasta mucho después.

Los partidarios consideran que al relajar el ano, la persona se relaja, por lo que resulta más placentero.

En nuestro próximo blog, hablaremos de las posturas para el sexo anal.

Entra y disfrutarás.
















No hay comentarios:

Publicar un comentario